23 mar 2020

LOS CLUBES SIEMPRE RESPONDEN
Hacia estos meses, en nuestro querido fútbol juvenil e infantil, año tras año, hablamos de reglamentos, de sorteos, de torneos, de fecha de inicio, de revisaciones médicas, de fichajes de jugadores...
También, a esta altura del año, los torneos superiores comienzan a definir sus campeones, los descensos, los clasificados a las copas..
Pero este año no será así. La ilusión, el esfuerzo de la pretemporada, las últimas pruebas de jugadores, las vueltas olímpicas, las alegrías y las decepciones futbolísticas deberán esperar.
Algo increíble nos cambia los planes, nos obliga a aislarnos, a cambiar nuestras rutinas. Algo increíble y sumamente riesgoso. Nos han cambiado las reglas del juego, y no nos avisaron.
Ante esto, sólo queda protegernos, ser obedientes, pensar, tranquilizar, cuidar, cuidarse... El resto lo harán las personas que saben hacerlo, de quienes, de alguna forma, dependemos todos.
Pero en este panorama lleno de dudas, aparece el fútbol. Y los clubes. Pero no para jugar la fecha del fin de semana, y llenar de resultados y tablas los medios periodísticos. La pelota no rueda. Pero los clubes dicen PRESENTE. La respuesta de las instituciones ofreciendo sus instalaciones para luchar contra el flagelo que nos toca atravesar, conmueve. Porque es sincero, genuino, sin interés alguno. Como lo es el fútbol en su estado más puro. 
Todavía son varios los que no entienden que cada fin de semana, la estructura del fútbol juvenil e infantil de AFA moviliza más de 25.000 niños y jóvenes, que -con el pretexto de jugar a la pelota-, cuidan su físico y su salud, cumplen horarios y se alejan de las calles y sus peligros. Esos mismos chicos cada día de la semana son contenidos en sus clubes. 
Todavía son varios lo que no entiende que el fútbol es la excusa, y que el trabajo social que realizan los clubes muchas veces compensa la poca atención que tienen esos jóvenes en sus hogares.
Y todavía son muchos los que pregonan que los clubes deben convertirse en sociedades anónimas...
En las situaciones malas, o en las muy malas como las que nos toca vivir, los clubes dicen presente. Como cada día del año, en silencio. La mayoría sin recursos, pero no importa. No huyen, no se bajan... Se quedan poniendo lo que tienen, resistiendo.Y saliendo adelante. Porque vamos a salir adelante de esta situación. Y cuando todo vuelva a la normalidad, y volvamos a hablar de resultados, de fixtures y de tablas, sabremos que, una vez más, los clubes estuvieron. Y lo mejor, que siempre van a estar.  
_____________________