7 ene. 2018

PROTAGONISTAS DEL FUTBOL JUVENIL
Rodrigo Márquez, el misionero que despunta en Independiente
Nota de Misiones on line.
El joven oriundo de Andresito tiene 15 años, vive desde 2011 en Avellaneda y este año fue el goleador de la Octava División del Rojo. 
La historia de Rodrigo Márquez es similar a la de tantos miles de chicos del interior del país que, siendo niños, se separan de su familia para intentar cumplir su sueño: jugar al fútbol. 
El destino deparó que este joven recalara con tan sólo nueve años en Avellaneda, a más de mil kilómetros de su Andresito natal; más precisamente en la cantera de Independiente. 
Hoy, fruto del esfuerzo, Rodrigo (que tiene 15 años) juega como extremo izquierdo en la Octava División del Rojo, que este año lo tuvo como su goleador. Con un gran presente, pero con mucha más humildad, habló con Misiones Online. 
“Al principio me costó un poco, pero con el tiempo me acostumbré. Estoy con otros chicos del interior y se hace mas llevadero, porque estamos compartiendo la misma experiencia”, comentó el joven sobre la experiencia de compartir inquietudes y cotidianeidad con otros chicos en la pensión de Independiente. 
Casualidades de la vida a no, precisamente Independiente es el club que le abrió la posibilidad en el último tiempo de concretar el sueño de debutar en Primera a otros dos oriundos de la tierra colorada que años atrás hicieron el mismo camino: Martín Benítez y Néstor Breitenbruch. “Conocí mejor a Breitenbruch, con el que compartimos pensión. También me cuidó y aconsejó bastante, porque era el más chico. A Martín lo conozco también, los dos son grandes jugadores y excelentes personas”. 
¿ Lo conocés a Barco? ¿Te sorprendió que se haya hecho cargo del penal en la vuelta de la final? 
Sí, lo conozco, es un chico de muy buen humor, todo el tiempo está haciendo bromas. En el momento de la final, pensaba que hay que tener mucho coraje para hacerse cargo de ese penal, y lo tuvo. 
Precisamente, recordó esa noche con “mucha alegría y festejo. Estuve de alcanzapelotas en uno de los partidos con mis compañeros. Se festejó mucho, era necesario para el club volver a obtener un campeonato internacional para respaldar su historia”. 
Pero el fútbol no es todo en la vida del joven jugador, ya que “desde el club siempre nos aconsejan que debemos ser, además de buenos jugadores, buenos estudiantes, y por suerte este año me fue muy bien, no me llevé ni una materia”. Tan bien la fue al joven andresiteño, que incluso le dieron un reconocimiento en la pensión por ello. 
Además de romperla en las inferiores del Rojo, Rodrigo tuvo la posibilidad de cumplir otro sueño: vestir la celeste y blanca. Fue a principios de año, con la Sub 15… 
¿Que sentís en los momentos de mayor presión en el club? Cuando tenés que salir a la cancha vistiendo la del Rojo o la camiseta de la Selección… 
Las fuerzas me las da mi familia. A pesar de la distancia siempre me acuerdo de ellos, y sé que ellos están siempre pendientes de que tenga un buen futuro y que siempre me mantenga humilde y tranquilo, que no me la crea. Tengo mucha fe en Dios también. 
A fin de año, Rodrigo fue reconocido también por su propia comunidad en la Fiesta del Deporte de Andresito. “Me sentí muy bien con tanta gente conocida. Siempre que vengo recibo el apoyo de todos, me dan mucho aliento. Recibo mucho cariño de la gente”, expresó. 
Por otro lado, el juvenil de Independiente tiene como objetivo para el nuevo año “volver a la selección -para lo que se tiene mucha fe- y llegar lo mas alto que podamos en el torneo con Independiente”. Además, aprovechó para saludar a otros dos compañeros de la pensión, los posadeños Facundo Gómez y Santiago Rodríguez.
______________________