17 jul. 2017

EL SALAITO TIENE SU PROPIO COMEDOR
ARGENTINO DE ROSARIO Y UNA ACCION PARA DESTACAR
En ARGENTINO DE ROSARIO ocurre, diariamente, un hecho destacable. que habla de la función social de los clubes del ascenso.
Antes de comenzar los entrenamientos, las categorías menores del club concurren a un comedor y merendero que la institución se vio obligado a crear. El proceso comenzó el año pasado cuando los profesores detectaron que había niños que se fatigaban con llamativa rapidez. Es que algunos de ellos se cansaban muy rápido en las prácticas y hasta les dolía la cabeza por falta de alimentación. Primero añadieron una merienda para el turno tarde y este año sumaron una cena para unos 300 pibes que juegan al fútbol en el polideportivo de Sorrento al 1400. Diego Ferreyra, secretario de Argentino, aseguró a Radio 2 que la idea nació porque "algunos chicos llegaban a los entrenamientos mal alimentados o que salteaban comidas, no tenían una alimentación frecuente y diaria como cualquier chico común". "Empezó por casos de dolores de cabeza al momento del entrenamiento o una fatiga física muy temprana. Estamos hablando sobre todo de chicos de 5, 6 ó 7 años que juegan al baby fútbol. Los profesores lo detectaron y lo manifestaron al resto de la comisión y a los padres del polideportivo del club", continuó el dirigente. 
Allí apareció una figura clave: Vicente, el bufetero, quien "se puso el tema al hombro, armó el comedor y pidió ayuda al Banco de Alimentos Rosario (BAR), para tratar de conseguir las vías para asistir a quienes tienen estas falencias"
El comedor funciona en dos turnos. Los chicos entrenan desde las 16 y hasta las 22. Al primer grupo se les da una merienda y, después de las 19, una cena. Son casi 300 de los 1200 jugadores de inferiores (desde los 5 años hasta los 21) que tiene el "Salaíto" en la Rosarina y en la AFA. 
Ferreyra explicó que no todos los pibes tienen esa problemática ya que conviven algunos de familias con necesidades básicas insatisfechas y otros de clase media. Pero se les da la ración a todos por igual como una forma de integración. El dirigente del Sala agradeció el apoyo del Banco de Alimentos: "Sin ellos no sería posible darle la ayuda a los chicos todos los días".
Info y fotos: gentileza Rosario3.
_________________