1/1/23

HONOR A QUIEN HONOR MERECE...
Cuando hace unos pocos días, el Presidente de AFA Claudio Tapia dedicaba unas palabras para agradecer a los "formadores" de nuestro fútbol, lo que hacía era un gran acto de justicia.
Tras la enorme e inolvidable conquista del FUTBOL ARGENTINO en Qatar y después de emocionarnos una y otra vez con esas imágenes que quedarán siempre en nuestra memoria, la reflexión se impone y, entonces, es oportuno pensar en el origen común de los campeones: el fútbol formativo. Y en ese camino que han recorrido los futbolistas que nos dieron la máxima alegría que puede generar este deporte, están los coordinadores, los técnicos, los preparadores físicos, los utileros, los delegados y los dirigentes del fútbol infantil/juvenil. Muchos (la mayoría) sin un nombre que trascienda ni se vea publicado en los medios. Pero ellos son la base de la pirámide. En ellos comienza el camino, y cualquiera que sepa del diario quehacer de los jugadores infantiles y juveniles lo sabe.
Cada fin de semana Argentina ofrece una cantidad difícil de establecer con precisión de partidos de divisiones juveniles e infantiles. Y en un formato casi único en el mundo, los jóvenes son agrupados por año de nacimiento. En AFA han competido en el 2022 jugadores desde la categoría 2013, muchos de los cuales ya vienen practicando fútbol en las instituciones aún desde más pequeños.
Cada uno de los chicos, cada uno, están rodeados desde el primer día de personas que dedican su tiempo a su formación futbolística y, en muchos casos, a la personal, ocupándose de cuestiones como el rendimiento escolar y su salud.
Vaya para cada uno de ellos el reconocimiento. No serán tapa de diarios ni portales, pero todos sabemos que son ellos los verdaderos forjadores de esta alegría.
_______________________