19 dic. 2016

LA HERENCIA VACANTE EN AFA
Cuando una persona fallece en nuestro país, sin tener herederos y sin haber realizado testamento alguno, el Código Civil establece que los bienes pasan a ser propiedad del Estado Argentino, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o de la provincia donde estén situados. 
Cuando se analiza la situación de AFA en varios aspectos, es posible trazar similitud con esa disposición legal. Claro que, en el caso de la Casa Madre de nuestro fútbol, tarde o temprano, la herencia dejará de estar vacante.
Con criticas y quejas varias, Julio GRONDONA fue un líder discutido, hacedor de una estructura que nuestro fútbol carecía a nivel interno y externo.
En lo que compete al fútbol juvenil e infantil, GRONDONA desarrolló una organización de torneos realmente única en el mundo. Todos los campeonatos oficiales, en la órbita de AFA, tienen seis divisiones juveniles (de 4ta a 9na, albergando a jóvenes nacidos entre 1996 y 2002). En los años 80', la Primera B en su fútbol juvenil sólo jugaba con 4 divisiones. La C con 2. La D con una. Durante la gestión GRONDONA se llegó a lo que ocurre en la actualidad, donde cada equipo afiliado cuenta, más allá de la primera división y de la reserva, con 6 divisiones. Un logro, sin duda, que hay que preservar.
Lo mismo ocurre con el FUTBOL INFANTIL. De la mano del trabajo ideado por GRONDONA y de Don Ricardo PETRACCA, en 1983 comenzaron a jugarse los torneos oficiales, siendo durante años la única asociación en el mundo que disputó esa clase de torneos. PETRACCA, días antes de su muerte, señalaba a este periodista, en su oficina del tercer piso de AFA (siempre abierta para conversar sobre el fútbol de los más pequeños) varios de los proyectos que anhelaba concretar para el crecimiento de la actividad. El fútbol base era uno de ellos.  
GRONDONA falleció en julio de 2014. PETRACCA en septiembre del 2015. Ambos dejaron sus herencias -dirigenciales-, transitoriamente, vacantes.
En el 2017 será la democracia, por fin, la que se imponga. AFA tendrá Presidente electo. Ya no deberemos escuchar vocablos como "comisión normalizadora" u otros cargos inventados gratuitamente ante la falta de un poder genuino, que, muchas veces, llevan consigo la ególatra decisión de creerse lo que no se es. Algunos parecen creer como definitivo su transitorio "poder", sin entender que sólo el derivado del voto de los clubes asociados lleva consigo el formalismo y la legalidad requerida. 
Quien sea el elegido en el acto electoral dirigirá los caminos de nuestro fútbol. Y conformará las distintas comisiones. Así podrá comenzar una nueva etapa, diagramarse torneos con seriedad, proyección y espíritu deportivo. Largo camino por recorrer.
Será tiempo que, entonces, que quienes creyeron ser beneficiarios de la herencia vacante, finalmente, entiendan que no lo eran.

Leonardo Perales.
_____________