10 may. 2015

TRISTE FIN DE SEMANA
No fue un fin de semana fácil. Para nada. Incidentes en varias canchas, conductas impresentables de varios padres, y una tendencia que preocupa. Quizás, aquellos que pregonan como ideal jugar sin padres los partidos de fútbol juvenil e infantil, hoy habrán dado otro paso a su objetivo.
Viendo que llamar a la coherencia de algunos adultos parece una misión imposible, sólo les planteo la siguiente situación. Imaginen por un momento el bochorno como padres significaría llevar a nuestros hijos a un predio y quedarnos afuera??? Como se lo explicamos a los jóvenes????.
Quizás seguimos invirtiendo tiempo en personas que no quieren siquiera reflexionar. Ya lo ha dicho alguien: "No hables si tus palabras no mejoran el silencio!..." PERO BASTA SEÑORES!! No hay piedras arrojadas a árbitros, o agresiones a jóvenes jugadores que pueden justificarse.
Como no me gusta contar incidencias que no viví, y prefiero desde siempre esperar los informes arbitrales y sanciones, solo contaré dos anécdotas de las que fui testigo.
Situación 1. El sábado, en un partido de Liga, un jugador reacciona ante una fuerza intervención de su ocasional oponente. A mi derecha escucho, de la boca de un padre "CAGALO A TROMPADAS". El arbitro, con buen tino, lo hace desalojar en la cancha. El personaje, además de mal educado, demuestra su cobardía negando sus dichos.
Situación 2. Realicé la nota a un jugador que había convertido un gol. 5ta División. Desde atrás de arco, otro mal educado empieza a insultar al joven de forma vergonzosa. Ojalá haya salido grabado en la nota.
Estos hechos no son relevantes comparados a otras cuestiones, pero no dejan de mostrar la decadencia de que la sólo somos responsables los adultos. Seguro aparecerá gente que dirá que la culpa es de los árbitros, de AFA, o de quien sea.
NO NOS ENGAÑEMOS MAS. Estamos arruinando con nuestro ejemplo a los jóvenes, que son nuestro futuro. POBRES DE NOSOTROS... NO HAY INDULGENCIA QUE VALGA.- Leonardo Perales.
______________