6 feb. 2014

En realidad, parece contradictorio. Tanto se podrîa decir sobre las lamentables muertes en el incendio de Barracas, donde  seis bomberos de la Policía Federal, un voluntario del cuartel de La Boca y dos miembros de Defensa Civil dejaron su vida. Pero, por otro lado, imagino que todo lo que uno puede expresar es lo mismo que cada uno de nosotros sentimos. Impotencia, dolor, admiraciôn, respeto. Mucha pena. Y esa sensaciôn de injusticia que nos ronda cuando ocurren tragedias que involucran al inocentes. Por tanto, y aprovechando la buena cantidad de jôvenes que siguen este espacio, mâs allâ de todas esas emociones que se mezclan, tomemos como bandera el ejemplo de esos hombres y mujeres, que dejaron su vida haciendo lo que les apasionaba, siguiendo su vocaciòn de ayudar al prôjimo. Nadie quiere morir, pero imagino que hacerlo realizando la misiôn que uno se puso en su vida, generarâ, al menos, una sensaciôn de deber cumplido.
Nuestro respeto a victimas y familiares.
_____________