22 ene. 2014

 JUVENILES A.
PATRONATO Y SU PRIMER BALANCE

Regenhardt con los entrenadores, preparadores físicos, jugadores del plantel profesional y colaboradores se unieron para compartir la despedida de año de las inferiores en La Capillita.
 
El primer año de Patronato en inferiores de AFA ya quedó atrás. Tuvo un comienzo lleno de interrogantes pero con un arduo trabajo de dirigentes, entrenadores, profesores y colaboradores, las seis categorías lograron imponer el nombre del club ante rivales con historia y con décadas en este tipo de competencias.
El coordinador general, Oscar Regenhardt, dejó un balance de lo que fue esta primera experiencia del Rojinegro en la competencia profesional.
“Fue un año positivo en todo sentido. Cuando llegué no había tiempo para armar algo acorde a lo que representa jugar en AFA. Además fue duro porque tuvimos que dejar muchos chicos libres por falta de tiempo para probarlos porque la urgencia de salir a la cancha hizo que tomemos esa decisión”, comenzó contando. Luego prosiguió: “a partir de ahí, realizamos una reunión con los presidentes de los clubes de Paraná quienes cedieron a sus chicos y comenzamos con las pruebas para armar las seis divisiones. Eso dio lugar a que podamos salir a recorrer la provincia para completar los planteles. Fue importante el trabajo de los profes quienes han ido volcando su capacidad en beneficio de lo individual de cada chico, trasladándolo a lo colectivo”.
Sobre el nivel que mostraron los juveniles ante una realidad totalmente distinta a la que tienen en la Liga, Regenhardt dijo: “los chicos también han realizado un gran esfuerzo porque a mediada que fueron teniendo roce con los rivales se dieron cuenta que la velocidad, las canchas, el juego y muchas otras cosas eran muy diferentes a lo que estaban acostumbrados. Patronato tenía que pagar un derecho de piso por ser la primera temporada pero nunca nos pasaron por arriba, tampoco hemos estado de igual a igual pero sí jugamos aceptablemente ante los rivales”.

-En el arranque del proyecto, ¿imaginabas que Patronato estaría donde está hoy o pensás que se podría haber alcanzado algo más?
-La verdad que no, todo lo contrario. Pensé que íbamos a lograr menos cosas por la falta de tiempo de preparación. Competimos con clubes que hace más de 20 años participan en inferiores y es imposible igual el día a la noche. Esto es un trabajo a largo plazo, el fútbol juvenil es así y quien quiera mirar resultados inmediatos se va a equivocar. Si hay que mirar y pensar que con el trabajo que se viene realizando vamos a lograr mejores resultados, la tenencia del balón, el dominar en las dos áreas, el aspecto físico de los chicos y así muchas cosas más. Cuando comenzamos no había pelotas ni pecheras y todo lo que se logró fue gracias al esfuerzo de mucha gente.
-¿Que nivel de importancia tuvieron desde los entrenadores hasta las personas que arreglan las canchas para logar este crecimiento?
-Si uno no tiene buenos profes, entrenadores, utileros, gente que trabaja en silencio dándole de comer a las delegaciones de afuera, otros que colaboran con las planillas, etcétera; es imposible de llevarlo adelante. Acá no había una estructura armada, todos se fueron sumando sobre la marcha y por eso hay muchas cosas que se han armado y sumado a lo que ya existía. En La Capillita solo había dos canchas, se levantaron los vestuarios, se armó el gimnasio y se hicieron otras remodelaciones que están más acordes a la cantidad de chicos que tenemos. De 150 que había en un inicio, hoy tenemos alrededor de 500. Por eso si el club no crece en cuanto a su personal, en infraestructura y en elementos para jerarquizar el nivel es imposible que se produzca un crecimiento.
-¿De qué manera se encara el 2014?
-Lo principal es continuar trabajando como hasta ahora. Durante el año hicimos muchas pruebas de jugadores solo en Paraná y algunas en el interior de la provincia. Para la temporada que viene hemos captado cerca de 130 chicos para fichar y mejorar todas las categorías. Si todo funciona como hasta ahora el año que viene serán menos los cambios para hacer en los equipos y al pasar el tiempo será de la misma manera. Cuando uno tiene mejor calidad también cuenta con menos cantidad y esa es la idea.
-¿Cuáles son los objetivos que se plantean para el próximo año? -Trataremos de poner más atención en el juego. Este año jugamos a una cosa y el que viene pretendo que lo hagamos de otra, intentando amoldarnos a lo que el fútbol de Patronato siempre fue, un poco vistoso, tener temperamento y buen juego.
-¿Qué te motivó a declinar una oferta del exterior y quedarte en Patronato? -
Ya me habían llamado cuando firmé con Patronato en febrero pasado y yo les dije que volvieran en diciembre. La oferta era para coordinar selecciones nacionales y la diferencia económica era muy diferente. Me quedé con ese orgullo pero tomé la decisión de decirles que no porque estoy en familia, hace mucho tiempo que no la disfrutaba como ahora y por otro lado hay un desafío muy importante a futuro con Patronato que no lo podíamos dejar así como así. Espero que todos hagamos un esfuerzo y podamos continuar creciendo como hasta ahora para llegar al objetivo de acá a dos o tres años poner al club entre los mejores del país. Este es un proyecto serio y sabemos como llevarlo adelante.
Diario realizada por El Diario.com.ar
______________